El CJ Tucumán 7 disfruta de la fiesta de inicio de curso.



El sábado 16 de octubre, el Centro Juvenil Salesiano Tucumán 7 abrió sus puertas de nuevo para comenzar con el curso 2010-2011. Alrededor de 600 personas (entre monitores, padres colaboradores, niños y niñas, adolescentes y jóvenes) se unieron para disfrutar, juntos, de este inicio de curso.
El CJ Tucumán 7 disfruta de la fiesta de inicio de curso.
El CJ Tucumán 7 disfruta de la fiesta de inicio de curso.
El CJ Tucumán 7 disfruta de la fiesta de inicio de curso.

La acogida fue espectacular: el porche del centro juvenil estaba repleto de niños, jóvenes y adolescentes, nuevos y veteranos, jugando al pin-pon y al futbolín. En la gran sala del centro, jugaban a las consolas o navegaban por Internet. En el patio, había otros tantos jugando al fútbol, al baloncesto, al voley e incluso a la comba y, mirases por donde mirases, habían abrazos, sonrisas, bienvenidas. Había también nervios por el inicio, emoción ante el cambio de sector de muchos, expectación y ansia por saber qué monitores estaban en qué sector pero, sobretodo, muchas ganas de empezar de nuevo. 

Tanto el sector Oratorio (de 3º a 6º de Educación Primaria) como el de Puente (de 1º a 2º de Secundaria) tuvieron, tras las presentaciones de sus respectivos monitores, unos juegos para comenzar a conocerse. El sector Juvenil (de 3º de Secundaria a 2ºde Bachillerato), tuvieron, además un recorrido por los diferentes talleres que este año podrán cursar: nuevas tecnologías, arte y expresión, danza y música.

Al final de esta primera tarde los participantes degustaron una gran merienda especial que ponía la guinda a este día.
 

 
      twitter